El idealismo mágico en las historias de Ángela Becerra

Angela_Becerra

El primer libro que leí de Ángela Becerra fue “De los amores negados”, recuerdo que la historia me impactó tanto que no quería parar de leer. El lenguaje, los personajes y los escenarios eran fascinantes para mí, y de alguna manera me sentía identificada con la trama que deseaba conocer de principio a fin.

La narrativa de esta escritora colombiana, despertó mi interés por conocer más sobre su vida y obra, lo que me motivó a leer otros de sus libros, que cada vez cautivaban más mi atención.

En ese entonces, yo me encontraba finalizando mis estudios de Diseño Gráfico Publicitario, en el Instituto de Bellas Artes, una época en la que dedicaba varias horas a la literatura, devorando libros para complacer mi curiosidad, encontrar las respuestas a mis preguntas y disfrutar de mis espacios de soledad.

Mis estudios en comunicación y periodismo, por circunstancias de la vida llegarían después, siempre sentí la necesidad de narrar y comprender el mundo que me rodeaba a través de las imágenes y las palabras, y creo que una de las autoras que me impulsó a seguir luchando por mis sueños de escribir, fue precisamente Ángela Becerra.

¿Pero quién es Ángela Becerra?, ¿cuáles son sus obras?, responder a estas preguntas son el objetivo de esta breve biografía que hoy he decidido compartir con ustedes, mis estimados lectores; espero disfruten de este recorrido por la vida de una de las escritoras más auténticas y controversiales de la literatura en Colombia.

Ver también: Juan José Hoyos, el arte de narrar con sensibilidad y poesía

Primero fue la publicidad y la comunicación

La escritora colombiana, proviene de una familia numerosa, compuesta por dos hermanos y cuatro hermanas. En Cali, su ciudad natal, estudia Comunicación y Diseño Publicitario.

Antes dedicarse por completo a la literatura, Ángela Becerra, trabajó en algunas agencias de publicidad en Cali y Bogotá, ejerciendo como redactora y posteriormente como directora creativa.

En 1988 viaja a España para establecerse en Barcelona, allí trabaja como vicepresidente creativa para una de las agencias de publicidad más prestigiosas del país, durante trece años, en los que obtuvo importantes premios y reconocimientos por sus campañas creativas.

Después de veinte años de triunfar en el mundo de la publicidad, esta talentosa mujer decide alejarse del estrés y el ritmo acelerado de la vida, para concentrarse en una sola cosa, su gran pasión, la literatura. Esta vez utilizando el lenguaje, no para vender, sino para conmover.

angela-becerra-perfil

                       Fotografía tomada de www.woman.es

El gran reto, la literatura

En una entrevista, que Ángela Becerra, concedió para la revista Cromos, publicada en el 2015; la escritora confesó, que no fue nada fácil comenzar en la literatura, tuvo primero que tocar muchas puertas, antes que un editor se interesará por conocer su obra.

Cuando por fin alguien le prestó atención, fue en junio de 2001, fecha en la que se publicó su primer libro “Alma abierta”, el cual exponía un conjunto de poemas, en los que la escritora logra expresar y transmitir de forma magistral, los sueños, las inquietudes y sensaciones de la mujer contemporánea.

Dos años más tarde publica su primera novela “De los amores negados”, abriéndose camino por la literatura hispana de la mano de una editorial colombiana. Luego el libro es editado en España donde recibe buenas críticas, logra ser un éxito en ventas y es premiado con Latino Literary Award 2004, en el género de novela romántica, durante la feria Book Expo América en Estados Unidos.

angela-becerra-amores-negados

Fotografía tomada de www.pasiondelalectura.worpress.com

La escritora colombiana, continúa cosechando éxitos, con otra de sus novelas que forman parte de lo que ella misma ha denominado como Idealismo Mágico: “El penúltimo sueño”, con la cual obtiene en el 2005 el Premio Azorín. La novela centra su historia en los amores imposibles que se desarrollan en distintas generaciones acompañadas de la música que guía la narración.

Con el reconocimiento de esta obra, Ángela Becerra, se consagra así en el universo de la literatura como una importante escritora para el público de Hispanoamérica.

Ver también: Laura Restrepo, el desafío de escribir

El idealismo mágico caracteriza su obra

Ángela Becerra, demuestra una vez más su gran talento y sensibilidad para escribir con “Lo que le falta al tiempo”, una historia romántica que transcurre en París en la cual se describe la relación que existe entre una pintora y su maestro. Este libro también es galardonado con el Latino Literary Award y es un éxito en ventas.

Para la escritora colombiana, sus obras se caracterizan por un Idealismo Mágico, es decir, que la magia en sus historias está al servicio de las emociones, algo que es posible evidenciar en otra de sus novelas “Ella, que todo lo tuvo” y con la cual obtuvo en el 2009, el Premio Planeta-Casa de América. Un relato descarnado que retrata bien la soledad y la pérdida de una mujer que lucha por seguir viviendo a pesar de la muerte de su familia.

Su obra más reciente, “Memorias de un sinvergüenza de siete suelas”, en 2013, nos puede parecer increíblemente atractiva y desconcertante, al narrar la historia desde un escenario como un velorio en Sevilla, en el que las mujeres que tuvieron relación con el personaje principal recuerdan varios momentos de su vida.

angela-becerra-memorias-de-una-sinverguenza

Mujer, madre y escritora

Aunque en esta biografía se habla en gran parte de Ángela Becerra como escritora y de su obra, creo que también es importante recordar, que detrás de todo ese gran potencial creativo y talento narrativo, existe un ser humano, lleno de sentimientos y emociones que son precisamente los que alimentan y permiten construir sus novelas.

La novelista es madre de dos hijas y su esposo es Joaquín Lorente, una bella familia, al lado de la cual ha compartido los mejores momentos de su vida personal y profesional.

Esta exitosa escritora, admirada por muchos y criticada por otros, admite que escribe para “exorcizar fantasmas”, para expresar a través de las palabras emociones que lleva consigo en el alma y despertar de alguna manera, en nosotros, los espectadores, esa sensibilidad que poco a poco hemos ido perdiendo en medio del afán de la vida y las obligaciones diarias.

Qué bueno Ángela Becerra que existen escritoras como tú, como Virginia Woolf, Laura Restrepo, Isabel Allende, Marguerite Yourcenar, como Piedad Bonnet, entre muchas otras más, que nos recuerdan a través de su trabajo, talento, fuerza de voluntad y dedicación, la importancia de luchar por los sueños, y expresar sin temores aquello en lo que creemos.

Gracias a la magia de sus historias es que es posible soportar la realidad, burlarse de ella por momentos o incluso recobrar la tranquilidad, la fuerza, el sentido y las emociones que son finalmente lo que nos hace humanos.

mm
Comunicadora en Lenguajes Audiovisuales de la Universidad de Medellín, Antioquia. Con amplia experiencia en investigación y periodismo alternativo. Apasionada por el periodismo, la comunicación digital, las redes sociales, la fotografía y la literatura. Actualmente me desempeño en la creación de contenidos digitales.

Related posts

Leave a Comment